About Me

Entradas populares

Sigue Nuestro Blog

¿Por qué el SAT rechazó mi declaración?


¿Presentaste tu declaración pero el SAT la rechazó?

No entres en pánico, es cierto que el Servicio de Administración Tributaria tiene la facultad para rechazar los datos que presentaste en tu declaración anual, sin embargo, aún puedes corregirlos y finalizar el trámite.

El rechazo de tu declaración anual podría
ser por motivos injustificados.
A continuación, te decimos cuales podrían ser las razones por las cuales el SAT rechazo tu declaración y la manera en la que puedes rectificar la situación.

Estas son las 2 razones de rechazo:

1. Ingresos: no se consideran el total de ingresos.

Si obtuviste ingresos por arrendamiento y/o por intereses pero solamente declaras los obtenidos por salarios; el SAT te dirá que la operación aritmética que utilizaste para obtener salarios no fue la correcta porque faltó acumular algunos ingresos.

2. Deducciones: deducciones personales improcedentes.

Sobre las deducciones personales, es decir, aquellos gastos por conceptos de honorarios médicos, dentales u hospitalarios, solo son reconocidas si el servicio se pagó a través del sistema financiero.

Recuerda que la Ley de ISR establece que si vas a pagar uno de estos servicios, debes hacerlo con transferencia electrónica, tarjeta de crédito o débito, o cheque, y muchos contribuyentes pagaron en efectivo.

Por otra parte, existen 2 razones de rechazo que se consideran como injustificadas.

1. Cuenta CLABE: error del sistema del SAT.

Para que proceda la devolución automática del saldo a favor, es necesario que registres la Clabe interbancaria en la que deseas recibir la transferencia.

En ocasiones cuando la Clabe iniciaba con el digito cero, la plataforma que empleó el SAT rechazaba dichas cuentas que pues lo identificaba como la letra 'O'.

Fue hasta después que el SAT modificó su sistema para erradicar el error.

2. Atribución de más de un patrón.

Otro error que se detectó en el sistema del SAT, es la atribución al contribuyente de más de un empleador, es decir, lo está vinculando sin haber tenido ninguna relación laboral.

El sistema les decía a los contribuyentes que tuvo dos patrones, por lo que se debía informar al SAT y presentar una constancia de percepciones.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, te recomendamos solicitar al SAT el detalle del rechazo. Recuerda que cuentas con el apoyo de nuestros especialistas en materia fiscal para resolver tus dudas.

Noticias Relacionadas

X

Popular Posts

X

Blog Archive

X

Contacto

Nombre

Correo electrónico

Mensaje