miércoles, 20 de noviembre de 2013

El pasado lunes 19 de noviembre del presente año (2013), mediante un comunicado de prensa en su página de internet, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) advirtió que no habrá prorroga para factura electrónica.

Advirtió que a partir del primero de enero de 2014, únicamente las facturas electrónicas tipo Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) serán deducibles de impuestos, para poder migrar al esquema de factura electrónica CFDI, como primer paso se requiere la Firma Electrónica (Fiel) la cual se tramita directamente en el SAT, el certificad de sello digital y adquirir los servicios únicamente de un Auxiliar de ComprobaciónAutorizado (antes llamado Proveedor Autorizado de Certificación PAC).

Contar con la factura electrónica tipo CFDI facilita realizar declaraciones prellenadas, simplificar la contabilidad, automatizar los procesos administrativos, reducir costos, tener un impacto ambiental positivo, agilizar el proceso de cobro y cumplir con las obligaciones fiscales.

El SAT advierte no habrá prorroga para factura electrónica ya que todos los gastos que no estén documentados bajo CFDI, no podrán ser deducibles de impuestos. El no cumplir con esta disposición oficial será considerado como desacato y es considerado como defraudación fiscal, la cual lleva consigo sanciones que van desde:
  • Prisión de 3 meses a 2 años, cuando el monto de lo defraudado no exceda de 1.22 millones de pesos.
  • Prisión de 2 a 5 años,  cuando el monto de lo defraudado exceda de 1.22 millones de pesos pero no de 1.83 millones de pesos.
  • Prisión de 3 a 9 años, cuando el monto de lo defraudado fuere mayor de 1.83 millones de pesos.
  • Cuando no se pueda determinar la cuantía de lo que se defraudó, la pena será de 3 meses a 6 años de prisión.
  • Si el monto de lo defraudado es restituido de manera inmediata en una solo exhibición, la pena aplicable podrá atenuarse hasta un 50%.

Para tomar en cuenta

Es importante comentar que a partir de enero,  desaparece la figura del Pequeño Contribuyente mejor conocido como Repeco, ahora el Régimen de Incorporación que sustituye al de los Repecos deberán entregar un CFDI a quienes se los soliciten, se encuentran obligados a declarar sus ingresos electrónicamente en periodos bimestrales ante el SAT.

Desaparece el uso de boletos de avión o de autobús como comprobante fiscal, asimismo, todos los gobiernos que emitan comprobantes deducibles de impuestos, deberán emitirlos en formato CFDI.
Desaparece la factura impresa con Código de Barras Bidimensional ya que a partir del 2014 las autoridades fiscales pretenden toda la información sea electrónica.


El tiempo se acaba

Resta únicamente poco más de un mes para que todos los contribuyentes cambien a CFDI o factura electrónica, es importante mencionar que debido a esta disposición oficial, resulta necesario comprobar que el Auxiliar de Comprobación Autorizado con el que se vaya a contratar brinde un servicio en la nube de calidad, con la capacitad necesaria para soportar información hasta por cinco años y cuente con el respaldo de una empresa internacional.


Si bien es cierto que queda muy poco tiempo para migrar a esta nueva modalidad y ya que el SAT advierte no habrá prorroga para factura electrónica, es necesario ser cautelosos al momento de contratar factura electrónica ya que son datos e información muy sensible la que se maneja.

0 comentarios:

Publicar un comentario