About Me

Entradas populares

Sigue Nuestro Blog

3 tipos de fraude con e.firma

Evita ser víctima de estafadores o incurrir en una mala práctica fiscal.

Tu e.firma tiene el mismo valor que tu firma autógrafa.
En los últimos años el fraude con la firma electrónica pasó de la compra y venta ilegal del documento, al engaño y endeudamiento con varios miles de pesos que tomó por sorpresa a miles de contribuyentes.

Tan solo en el periodo de 2011 a 2016 10 millones 250 mil 907 contribuyentes contaban con firma electrónica, cifra que año con año aumenta entre un 10% y 20%.

Con más de 4 años en operación, la firma electrónica es el medio de autenticidad personal con el que más trámites fiscales se pueden realizar, por ejemplo:

  •  Presentación de declaraciones.
  •  Cambios de situación fiscal.
  •  Devolución de impuestos.
  •  Emitir facturas electrónicas.

Y no solo eso, hay que recordar que la e.firma o firma electrónica tiene las mismas funciones que tu firma autógrafa. ¿Te imaginas los efectos que esto tendría de estar en las manos equivocadas?

Con la finalidad de apoyarte en la protección de tus datos personales, te compartimos tres de los fraudes con e.firma más frecuentes:

1.     Invitación en redes sociales

En este tipo de fraude, el usuario recibe una invitación o mensaje a través de redes sociales, en el que se le invita a acudir a las oficinas del SAT con documentos personales y tramitar su firma electrónica a cambio de dinero.

2.     A cambio de un buen negocio

Recientemente se hizo popular el caso de varias mujeres que se dieron cita en una de las oficinas del SAT al interior de la República para solicitar su firma electrónica y después entregarla a un sujeto, quien les ofreció un jugoso negocio por el documento.

Sin embargo, el grupo de mujeres se sorprendió cuando no vieron pista del hombre y mucho menos la existencia de dicho negocio.

3.     Compra y venta

La estafa de la compra y venta de la firma electrónica incluye también la renta de la misma, en la que se emiten facturas electrónicas a cambio de una cantidad de dinero o se suplanta la identidad de una persona con la finalidad de defraudar a sistema fiscal.


En cualquiera de los tres anteriores, el contribuyente puede resultar sumamente afectado, tanto en sus finanzas como en su historial fiscal, por ello es importante que no entregues, ni prestes este tipo de información a ninguna persona.

Noticias Relacionadas

No hay comentarios.

Publicar un comentario

X

Popular Posts

X

Blog Archive

X

Contacto

Nombre

Correo electrónico

Mensaje